Deutsche Bank  anunció el miércoles que va a adquirir Sal. Oppenheim Group y varias filiales del banco privado por unos 1.300 millones. El acuerdo une a Deutsche Bank con uno de los negocios de banca privada más sólidos de Alemania, en una operación que busca impulsar su atribulado negocio de gestión de activos, que en el segundo trimestre obtuvo un descenso del 36% en sus ingresos. Deutsche Bank, que ha pasado la crisis financiera relativamente ileso y sin la ayuda estatal, está realizando varias adquisiciones para fortalecer su negocio a nivel nacional e internacional. La semana pasada, Deutsche Bank dijo que comprará los activos de banca comercial de ABN Amro al gobierno holandés. Además ha alcanzado un acuerdo para hacerse con la participación mayoritaria en Deutsche Postbank AG (DPB.XE), del que actualmente controla un 25%.