La imposibilidad de casar órdenes de compra y venta ha mantenido a Bankia en los 1.21 euros durante media hora. Sin embargo, en su primer movimiento descuenta más del 19% y vuelve a rondar el euro. Soporte importante para seguir viendo subidas en el valor.

Era la crónica de una muerte anunciada en el valor. Las subidas registradas durante la semana pasada - en las que Bankia llegó a revalorizarse más del 50% en tan sólo tres sesiones - hacían presagiar que las caídas no iban a ser suaves. Y así ha sido. El pasado viernes el valor llegó a caer hasta un 20% y hoy lleva el mismo camino. De hecho, tras estar media hora inhibida de cotización - por la imposibilidad de casar órdenes de compra y venta- el valor ha comenzado a cotizar con una caída del 19% que le ha llevado incluso a los 0.97 euros. 
 



Los expertos reconocen que la subida de la semana pasada atiende más "a un cierre de cortos alimentado por los propios especuladores que veían posibilidades de subida en el valor", reconoce Ángel de Benito, gestor de Banif Gestión.  Por su parte, Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseactic Brokerhouse reconoce que "el volumen está siendo alto en las últimas jornadas por la alta volatilidad lo que no hará más que castigar a los precios de la compañía". La clave estará en ver si mantiene el euro "pues si no rompe a la baja este nivel, seguiremos viendo subidas significativas".