El fabricante estadounidense de equipos informáticos Dell concluyó su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 1.433 millones de dólares (1.061 millones de euros), lo que representa un retroceso del 42% respecto al año anterior, informó la empresa, cuya facturación alcanzó los 52.902 millones de dólares (39.198 millones de euros), un 13% menos.