Los temores sobre la deuda periférica vuelven a golpear a los mecados. Esta vez es Irlanda la que despierta la desconfianza, los seguros ante el riesgo de impago vuelven a repuntar.

La deuda periférica está volviendo a poner nervioso al mercado. Es la opinión de Susana Felpeto, analista de Atlas Capital y parece que motivos no le faltan. Los CDS -seguros ante riesgo de impago- de Irlanda vuelven a cotizar cerca de máximos.




Esta mañana el economista Colm McCarthy ha advertido de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) podría ejecutar a Irlanda en febrero si los presupuestos no convencen a los mercados financieros. En lo que él denomina "un escenario de terror" asegura que "el juego terminará" si el gobierno irlandés fracasa en la presentación de los presupuestos el próximo 7 de diciembre.  McCarthy asegura que si el presupuesto es demasiado escaso como para convencer a los merdados financieros "el gobierno irlandés no podrá financiarse, lo que significará el rescate del FMI/Europa y una política económica dictada desde fuera, la primera desde que fuera fundada el estado".

Este experto además advierte de que las reservas en efectivo volverán a caer durante la próxima primavera a menos que Irlanda se reinserte en el mercado de bonos, con un agujero de hasta 5.000 millones de euros. Siendo realistas, confirma, el Gobierno tendrá que tomar estas medidas en enero o febrero a más tardar.