Las diferencias positivas afectan a los mercados desde que entre ellos cuentan las divergencias casi por temporadas. Europa se resiente al mismo ritmo que Estados Unidos avanza hasta tal punto que ha dejado de visualizarse en el horizonte. Los inversores estadounidenses han salido de compras, eso es evidente, pero, ¿se habrán acabado las gangas? Con el VIX en mínimos y la tendencia confirmada al alza de los indicadores americanos, la sobrecompra acecha desde la esquina anticipando una posible corrección, algo que no preocupa a los analistas que confían en la fortaleza de Wall Street.

Si bien es cierto que las jornadas de correcciones dejan un sabor amargo en la renta variable, la tendencia alcista de los índices americanos hace rebosar optimismo frente a la incertidumbre europea y el hard landing del gigante asiático. Estados Unidos, país de las oportunidades, las tiene y muchas a la vista de los expertos consultados. El tecnológico Nasdaq se sabe valedor de la máxima consideración, principalmente por albergar en sí a compañías en auge y que avanzan sin frenos como es el caso de Apple. Cuando todos pensábamos que no volvería a la senda del dividendo, al menos, en mucho tiempo, el icono de la manzana lo anunció contra pronóstico con una caja capaz de superar el PIB de países como Polonia –salvando todas las distancias en lo que al cálculo se refiere- y con unos títulos que cotizan en 600 dólares, “barrera que empieza a dar vértigo para entrar” a analistas como Luisa Martínez, directora de Análisis de Miramar Capital EAFI.

Mientras, el recorrido alcista del Dow Jones está más que confirmado. Nadie duda de la capacidad de Wall Street a este respecto, aunque Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, advierte del “escaso volumen” con que está llevando a cabo esta escalada “apoyado en sólo unos pocos valores”. A ello se suma el índice de volatilidad, VIX, acercándose a niveles mínimos de 2011 en los 14,27 puntos que no hacen presagiar nada bueno, sino más bien “la antesala de una posible corrección”. ¿Y el tercero en discordia? El S&P 500 despierta sonrisas. Los 1.400 puntos se le antojaron fáciles a la hora de conquistarlos, a pesar de que por momentos se le resisten en momentos en que los datos macroeconómicos flaquean. No obstante, los pilares en los que se basa la economía estadounidense están sorteando con suficiente agilidad la crisis. El sector inmobiliario ya ha empezado a confirmar una recuperación evidente y el consumo privado repunta semana tras semana y esto ayuda a la confianza inversora. Cabe recordar que el sector consumo representa 2/3 del Producto Interior Bruto de Estados Unidos.

Por su parte, la Reserva Federal, en principio, mantiene la misma línea de actuación a pesar de que las primeras voces críticas ya han comenzado a despertarse en su seno. Algunos miembros de la FED estiman que es momento de volver a levantar los tipos del suelo en un intento por evitar la deflación, aún a sabiendas que Ben Bernanke tiene en su mente el plazo de 2013 grabado casi a fuego y no parece querer moverse de su sitio ni en materia de precios, ni tampoco en el caso de estímulos a su mercado. La negativa a un quantitative easing 3 reiterada hasta la extenuación no es especialmente alentadora para el ánimo inversor que rasca y rebusca oportunidades de compra y el caso es que las han encontrado.


Sector financiero, back home
Es la vuelta a los clásicos después de la tempestad -y más en Estados Unidos-. “La aceleración que hemos visto en el corto plazo podría ver peligrar el recorrido alcista del S&P 500 más allá de los 1.417 puntos”, afirma Javier Flores, responsable del Servicio de Estudios y Análisis de ASINVER, que centra, partiendo de este supuesto, su estrategia “en valores concretos”, como es el caso de algunos ejemplos del sector financiero “en fase de acumulación”. Y hablando de novedades…el analista se refiere a una small cap –muy poco sonada en nuestro país- : First Horizon National Bank. Es, según Flores, “uno de los bancos de este tamaño con mejor equipo de gestión” y con unos títulos que cotizan a un 25% de descuento, por tanto, “mientras mantenga su cotización por encima de 10 dólares, se puede seguir acumulando” con precio objetivo en 12 y hasta 14 dólares.

El sector financiero estadounidense ha superado recientemente sus propios stress test. El resultado de ellos fue, entre otros, el suspenso de cuatro entidades, una de ellas Citigroup. La tercera entidad del país acaba los exámenes en rojo y por sorpresa para más inri por tan sólo un 0,1% bajo los 5 puntos clásicos del aprobado. Los inversores, sin embargo, deben ser más de práctica que de teoría puesto que el “momentum alcista” de la financiera continúa, tal y como asegura Luisa Martínez. “Tanto es así que, a nivel técnico, su línea de precios está actualmente por encima de sus medias móviles de 50 y 200 sesiones”. Fíjense en el cruce que realizó el pasado 13 de febrero como posible confirmación de esta subida imparable. A ello se suma que el RSI se encuentra por debajo del nivel crítico de 70, según la analista, “lo que indica que no hay señal de sobrecompra ni de sobreventa de acciones”.


Grueso del portfolio: telecos y consumo
Ampliamos cartera con el mundo de las telecomunicaciones. Motor de la renta variable estadounidense, las compañías conectadas a Internet mantienen las esperanzas de que una pronta recuperación sea más que probable.

Rey de reyes: Google. “Sigue siendo la primera opción de los anunciantes online”. Él solo abarca el 65% del total. Presentó sus cuentas el 19 de enero y, desde entonces, la acción “ha corregido hasta niveles que consideramos atractivos teniendo en cuenta los fundamentales de la compañía”, afirma Juan José Alonso, analista de Dracon Partners EAFI. El gigante de las tres ‘w’ incrementó asimismo sus ingresos un 29% durante el año pasado, “inigualable” respecto al resto de empresas del sector tecnológico.

Seguir leyendo...