Los inversores europeos se mantienen muy sensibles a las nuevas noticias (y rumores) que llegan desde Alemania.
 La canciller Merkel tomó buena nota del "aviso" recibido durante la semana pasada (apenas hubo demanda en la subasta de deuda) y parece más que nunca decidida a tomar una actitud más generosa a la hora de establecer el programa de compras de deuda soberana por parte del BCE. De hecho ayer conocimos que el BCE compró 8,500 millones de euros durante la semana pasada. Los inversores recibieron con gran esperanza esta noticia y las compras invadieron las principales plazas europeas. La pregunta es, ¿hasta cuándo se mantendrá este optimismo?

Hoy tendremos dos referencias importantes para "tomarle el pulso" al mercado. En primer lugar Italia subastará bonos con vencimiento en 2014 (3,500 millones), 2022 (2,500 millones) y 2020 (2,000 millones) y será un buen momento de comprobar la confianza que deposita el mercado en su nuevo gobierno-tecnócrata. Por otro lado, otra referencia importante de la jornada será la reunión del Eurogrupo, que tendrá lugar a las 17:00 horas. Los puntos del orden del día serán la reestructuración del EFSF y el plan de rescate a Grecia.

En nuestro país conoceremos en el día de hoy el índice de precios al consumo y las ventas al por menor, aunque lo más importante será comprobar hasta dónde se modera el excesivo optimismo vivido en la jornada de ayer.

La tensión en los mercados de renta fija soberana siguen presentes y durante los primeros minutos de mercado el diferencial de la deuda española frente a la alemana se sitúa en los 426.7 puntos; mientras que el diferencia de deuda Italia vs Alemania es de 492 puntos.

EEUU

Wall Street vivió con una alegría más moderada la jornada de ayer. De hecho, la agencia Fitch, puso la calificación de EEUU en perspectiva negativa. Todo ello motivado por no haber alcanzado un acuerdo el Súper comité. Esta advertencia supone un serio toque de atención a dicho comité, pues si no se alcanza un nuevo acuerdo para recortar el déficit podríamos ver una rebaja del rating de la primera potencia económica mundial. Esta tarde conoceremos nuevos datos sobre el sector inmobiliario norteamericano.