Los precios de los contratos a futuro sobre el crudo caían el viernes cerca del mediodía por debajo de los 69 dólares por barril, mientras se mantenía una venta generalizada provocada por el descenso de las acciones y la inquietud respecto de la débil demanda petrolera. "La percepción ha pasado de comprar cualquier baja a vender en cada alza", dijo Tom Bentz, operador y analista de BNP Paribas. Indicó que los precios podrían ahora dirigirse hacia 68 dólares o menos. El contrato del crudo para entrega en agosto cerró sobre los 70 dólares el jueves por primera vez en una semana, nivel que se ubica "mucho más allá de la realidad de los indicadores fundamentales", si se compara con la lenta demanda petrolera y los altos inventarios, sostuvo. Alrededor del mediodía, el contrato del crudo para entrega en agosto bajaba 1,30 dólares a 68,93 dólares por barril. Los futuros de la gasolina a julio descendían 3,33 centavos a 1,8650 dólares el galón, mientras que el contrato a julio sobre el combustible de calefacción perdía 5,23 centavos a 1,7240 dólares el galón.