El miembro del comité ejecutivo y del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González Páramo, criticó hoy que el sistema financiero sea "receptor de ayudas cuando le va mal, pero absolutamente propietario de sus resultados cuando le va bien".
González Páramo lamentaba de esta forma la falta de iniciativas por parte del sistema financiero para recuperar la confianza de la sociedad, que le contempla como beneficiario del respaldo público en momentos de dificultad, pero no ve su apoyo cuando la situación se vuelve complicada.

Para el consejero del BCE, las entidades, "pensando en supervivencia o en su cuenta de resultados, tienden a restringir el crédito en situaciones de dificultad, lo que crea una seria espiral con consecuencias sobre el empleo".

"Esperamos mucho más de la autorregulación de lo que hemos visto, la industria es parca en moverse", dijo González Páramo, tras participar en la presentación de un informe del Observatorio sobre la Reforma de los Mercados Financieros Europeos de la Fundación de Estudios Financieros (FEF).

A su parecer, las iniciativas de la industria "no han acabado de cuajar en resultados visibles e inmediatos con la sociedad" en diversas ocasiones, como ha sucedido con las espirales de iliquidez sufridas por la industria financiera, que se han trasladado a la sociedad en forma de falta de liquidez.

En su opinión, la autorregulación tampoco es suficiente para abordar situaciones en las que las entidades de gran tamaño pueden sufrir problemas que se contagien a otras entidades. No se puede aplicar a los bancos que son 'to big to fail', demasiado grandes para que las autoridades permitan que se hundan, por miedo a los efectos que podría tener.

Desde el inicio de la crisis financiera en agosto de 2007, "hemos visto pocas iniciativas de autorregulación y hay cierto cansancio en la espera", advirtió González Páramo, para quien es "evidente" que hay "un número importante" de deficiencias tanto en el marco regulatorio como en la gobernanza del sistema financiero en todo el mundo que "deben ser tratados por las por autoridades publicas".

HOJA DE QUIEBRA DE ENTIDADES GRANDES

El miembro del comité ejecutivo del BCE recalcó que uno de los retos más importantes a los que se enfrentan las autoridades regulatorias a escala internacional es tratar el riesgo de las entidades sistémicas, lo que probablemente se abordará a través de mayores exigencias de liquidez, calculadas en función de hipótesis de pérdidas.

A su parecer, es necesario contar con leyes que permitan una resolución ordenada de las quiebras de entidades financieras sistémicas con el fin de evitar "que los problemas de estas entidades tengan un efecto tan brutal que obligue a salir en su rescate".

Por otro lado, valoró que la Unión Europea esté liderando iniciativas para alinear las compensaciones de los ejecutivos con la marcha de la entidad y desanimarles a adoptar decisiones que supongan riesgos excesivos en detrimento de la supervivencia de la entidad, como diferir los pagos de los 'bonus', evitar que estos incentivos estén garantizados, e incluir cláusulas de devolución cuando se demuestre que estaban injustificados.

Los mayores requerimientos de capital, las propuestas para mejorar la calidad y transparencia del capital de las entidades de crédito y el establecimiento de un marco sobre el riesgo de liquidez son algunas de las iniciativas a las que González Páramo manifestó su apoyo.

Asimismo, incidió en la importancia de abordar la calidad del capital de tipo 'Tier 1' (capital y reservas más participaciones preferentes), por considerar que ha demostrado ser de máxima importancia para garantizar la resistencia de las entidades financieras frente a la crisis y la absorción de pérdidas en caso de que se registren.

"Es mucho lo que se ha conseguido para mejorar el marco de regulación europeo, pero queda mucho por hacer, necesitamos más progresos", dijo en alusión a la creación de una agencia de supervisión y de regulación para contar con un sistema financiero fuerte, con crecimiento estable y sostenido. "Europa debe jugar un papel crucial", apostilló.