El banco suizo Credit Suisse reducirá en un 30% el montante de las primas a percibir por sus directivos en Reino Unido como consecuencia de la nueva tasa sobre las retribuciones variables en el sector financiero que grava en un 50% los bonus que superen las 25.000 libras (27.700 euros), según informa el diario 'Financial Times', que señala que la entidad helvética se convierte de este modo en el primer banco que hace recaer sobre sus empleados la mayor parte del peso del nuevo impuesto. En concreto, Credit Suisse informó ayer a los 400 directivos de la entidad que trabajan en Reino Unido de que percibirán primas un 30% inferiores a lo previsto inicialmente. Asimismo, el banco aplicará un recorte del 5% a la partida global ('pool') destinada al pago de bonus a los 47.400 empleados del banco con derecho a su cobro.