Continental registró una caída en su beneficio neto atribuible de primer trimestre del 38,3% a 166,8 millones de euros por los gastos asociados a la compra de la filial de electrónica del automóvil VDO de Siemens AG. La previsión media de los analistas era de un beneficio neto de primer trimestre de 164 millones de euros. Las ventas del fabricante de neumáticos fueron de 6.64 millones, ligeramente superiores a los 6.540 millones anticipados por los analistas.