Commerzbank ha anunciado esta mañana la recompra de preferentes para mejorar su capital, después de que la prensa alemana anunciara que Berlín no descarta su nacionalización.

El segundo banco alemán, del que el Estado controla un 25%, ha anunciado esta mañana la puesta en marcha de un programa de recompra de participaciones preferentes por unos 600 millones de euros, con el objetivo de mejorar su capital para cumplir con las nuevas normas de solvencia impuestas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) a las entidades sistémicas del Viejo Continente.

En una nota, Commerzbank ha indicado que esta recompra le proporcionará plusvalías que mejorarán su ratio de capital principal (coreTier1). Para cumplir con el objetivo del 9% entre la fecha límite de junio de 2012, el banco germano tiene que recaudar unos 5.000 millones de euros, según las estimaciones preliminares. La EBA debería confirmar esta misma semana cuánto capital necesita cada bancos, tras anunciar que la necesidad conjunta de toda la banca europea es de unos 106.000 millones.

El programa de recompra, que estará coordinado por el propio Commerzbank, junto con Credit Suisse y JP Morgan, empieza hoy y termina el próximo 13 de diciembre.

Justo ayer, el semanario alemán Der Spiegel publicó que el Gobierno de Angela Merkel no descarta nacionalizar Commerzbank, si la entidad no demuestra ser capaz de encontrar los recursos que necesita para cumplir con las normas de la EBA. Berlín estaría estudiando volver a poner en marcha el Soffin, el fondo de ayuda a la banca que utilizó en la crisis financiera de 2008 para rescatar a sus bancos.