El consorcio automovilístico Chrysler tiene previsto suprimir un turno de trabajo en su planta de producción de Belvidere, en el Estado de Illinois, lo que supondrá el recorte de 992 puestos de trabajo en esta instalación, informó la compañía en un comunicado. La corporación estadounidense, que se encuentra inmersa en un proceso de reestructuración y en negociaciones para la formación de una alianza con Fiat, señaló que en la actualidad la factoría de Belvidere contaba con un sistema de trabajo de dos turnos flexibles, que se reducirán a un turno, sin que ello suponga una disminución del volumen de producción. Chrysler explicó que el recorte de los 992 puestos de trabajo tomará efecto el próximo 27 de julio y aseguró que trabajará "de cerca" con el sindicato United Auto Workers (UAW) para gestionar estos cambios "de una forma socialmente responsable".