El grupo automotriz Chrysler tiene previsto llevar a cabo el próximo martes 24 de mayo, la devolución de 7.500 millones de dólares correspondientes a los préstamos concedidos por Estados Unidos y Canadá.

Según indicaron fuentes cercanas a la operación, el objetivo de la devolución de estos préstamos, concedidos por estos gobiernos en 2009 para financiar el plan de reestructuración de Chrysler, consiste en reforzar la posición financiera de la empresa.

Chrysler utilizará para ello 3.500 millones de dólares en bonos, además de 2.500 millones que conseguirá a través de financiación. Los 1.300 de dólares restantes se abonarán en efectivo.

De la misma manera, las fuentes consultadas por Bloomberg, aseguraron que el consorcio, controlado por Fiat, hará público el día 24 los detalles de la oferta de bonos.

La compañía ya anunció el mes pasado que podría ejecutar la devolución de los préstamos públicos a finales de junio.

La refinanciación de los créditos concedidos por ambos gobiernos permitirá a la compañía reducir los intereses que tiene que afrontar. En el pasado ejercicio, éstos alcanzaron los 1.200 millones de dólares.

La cotización de Fiat en la bolsa de Milán creció hoy un 1,31% hasta 6,96 euros.