China recibirá 1.000 millones de dólares (676 millones de euros) del Banco Asiático de Desarrollo (BAD) para mejorar el servicio de ferrocarriles en el sur del país, en seguridad, eficiencia y limpieza, informó hoy la entidad multilateral con sede en Manila. El fondo reforzará el plan gubernamental chino a siete años, que tiene un montante total de 25.000 millones de dólares, parte del estímulo económico anunciado por Pekín hace 14 meses. Manmohan Parkash, especialista en Transporte del BAD, señaló que la iniciativa reducirá las pérdidas económicas, abaratará el gasto de electricidad, mermará las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, creará empleo y mejorará la seguridad y eficiencia del transportes ferroviario