China, uno de los compradores de la deuda soberana española, pidió hoy a los países europeos que tome medidas para progresar lo antes posible después de que Moody's rebajara ayer al calificación de la deuda soberana de España desde Aa2 hasta A1.

"Sobre la crisis de deuda soberana, apoyamos los esfuerzos europeos para la consolidación fiscal y las medidas que han adoptado", señaló en rueda de prensa la portavoz de turno del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Jiang Yu.

"Creemos que los países afectados deben centrarse en encontrar soluciones propias y en el consenso entre sus líderes. Y deberían convertir sus palabras en acciones lo antes posible con el fin de realizar progresos", agregó la portavoz al ser preguntada por la rebaja de la calificación de la deuda española.

La agencia de calificación estadounidense señaló ayer que la degradación de dos escalones y con perspectiva negativa se debe a la vulnerabilidad del país europeo ante la tensión de los mercados y al pronóstico de moderado crecimiento de su economía.

Según datos recientes del Tesoro Público Español, China cuenta con un 12 por ciento de la deuda española, de la que es uno de sus principales compradores junto con Japón.

Sin embargo, la portavoz Jiang reafirmó el apoyo de China a Europa y la disposición de la segunda potencia económica "a ampliar la inversión, el comercio y las finanzas con los países europeos".

"Trabajaremos con Europa para superar las dificultades", agregó Jiang, quien recordó que la crisis de deuda soberana europea será uno de los puntos que componen la agenda de la próxima cumbre entre China y la Unión Europea que se celebrará la próxima semana en Tianjin, al sureste de Pekín.