Y llegó Cataluña. El rescate de 5.023 millones solicitado por el Gobierno de Artur Mas ha hecho que el mercado se diera la vuelta cuando estaba a punto de consolidar la resistencia de los 7.400 puntos. De poco ha servido que la colocación de letras a corto por encima de lo esperado por parte del Tesoro porque ¿quién recupera la confianza de los inversores cuando las regiones apuntan hacia el otro lado? Es la segunda oficialmente que pide ayuda al Estado después de la Comunidad Valenciana. 

Con este panorama no es de extrañar que Alemania insista en aquello de que “mutualizar la deuda no es la solución” y eso, a pesar de las palabras del representante germano ante el BCE de este mismo lunes, Asmussen, en las que hablaba de discusiones avanzadas sobre una vuelta a la compra de deuda por parte de Mario Draghi, esto es, ayuda parcial, sí, pero nada de cargar con las deudas de otros de manera institucionalizada.

Cataluña, por su parte, ha anunciado oficialmente la petición de ayuda al Estado. Necesita 5.023 millones de euros para cubrir los vencimientos pendientes de aquí a final de año. El Gobierno de Artur Mas dice que no aceptará “compromisos políticos” para acceder a unos recursos que “son suyos” y lo hará vía fondo creado por el Gobierno –aún por decidir en forma y fondo- que está dotado con 18.000 millones de euros.

Así las cosas,el Ibex 35 que comenzaba la sesión ligeramente al alza, viró al rojo nada más darse a conocer la ‘petición de Cataluña’. Cierra este martes aguantando el soporte de los 7.300 puntos, nada de desplomes, con los pesos pesados a la baja. Tal es el caso deBBVAque sigue teniendo que renunciar a batir la resistencia de los 6 euros y cede un 0,67 %. Y Repsol, por su parte, mantiene las pérdidas a las que ya están acostumbrados sus inversores. Pierde un 0,41 % al cierre del mercado.

Este martes las casas de análisis se han lanzado a recomendar a los grandes títulos, aunque con lo que no contaban era con la vuelta al mercado que provocaría Cataluña. La cuestión es que el Banco Santander es compra para los expertos de Carax Alphavalue pero le bajan el precio objetivo hasta los 9.51 euros, desde los 10.3 estimados anteriormente. Hoy cierra la sesión siendo parte culpable del desplome del mercado con un recorte del 1,28 %.

Idéntica situación también para Telefónica- para la que recomienda compra con un objetivo de 17 euros –tras la decisión del regulador brasileño de telecomunicaciones (Anatel) de prohibir nuevas altas a los rivales de Vivo durante 10 días. El operador y segundo del Ibex pierde otro 0,78 % hasta los 10,21 euros/acción.

Y el tercero en discordia en la cartera de los bróker este martes es Inditex, grande entre los grandes, que acumula una bajada del 1,31 % y para el que ING ha elevado el precio objetivo hasta los 100 euros a un año vista en línea con lo vivido por el gigante textil desde que comenzara el año.

En Europa pintan bastos también para la renta variable. Pérdidas que no alcanzan el punto porcentual, en todo caso, para el Dax Xetra germano y el Cac parisino. El par euro/dólar, mientras, se mantiene en los 1,25 dólares sin mayor tensiónsobre él que el resultado que salga de la reunión de Jackson Hole del próximo viernes, a la que, por cierto, no asistirá el presidente del BCE, Mario Draghi.