Cerca del 10% de las aseguradoras europeas tendrían que recaudar capital en el caso de un duro golpe económico, acompañado de una caída en los precios de las acciones, haciendo caer los tipos de interés y con un desplome del mercado inmobiliario.

En este escenario, trece aseguradoras necesitarían un capital adicional máximo de 4.400 millones de euros, en relación con el nivel mínimo de capital exigido bajo las normas de capital de la Unión Europea propuestas en Solvencia II, de acuerdo con el organismo de control, mientras se dan a conocer los resultados de los test de stress destinados a medir la resistencia financiera del sector.

AESPJ no ha hecho público el nombre de las empresas, pero ha afirmado que el nivel de capitalización del conjunto de las aseguradoras es, en general, sólido. El 90% de las aseguradoras aprueba el examen, incluso en el escenario más adverso, de acuerdo con la Autoridad.

“Esto demuestra que en general la industria de los seguros en Europa tiene un buen amortiguador en su posición de capital” ha declarado el presidente de la AESPJ, Gabriel Bernandino, tal y como informa la CNBC. “Ahora, cada empresa tendrá un análisis de las áreas donde está más expuesta, y podrán tomar medidas” ha añadido.

Bernandino ha dicho que “no era apropiado” identificar las empresa que se pueden encontrar ante un potencial déficit de capital. Las aseguradoras han salido de la crisis financiera en mejores condiciones que los bancos, pero un número pequeño de fallos de alto perfil y los rescates del gobierno han impulsado a los reguladores a examinar a la industria más de cerca.

El homólogo bancario de la AESPJ, la Autoridad Bancaria Europea, hará públicos los resultados de los test de estrés de los prestamistas europeos a finales de este mes.