Los Estados Unidos cayeron al tercer puesto como país que más invierte en energías limpias. La falta de una política de compra ha hecho mella en la adquisición de energía eólica y solar y otras tecnologías, según un informe publicado el martes.


China quedó primer lugar y Alemania en segundo, según el informe "¿Quién va a ganar la carrera de Energía Limpia?" realizado por Pew Charitable Trusts, un grupo independiente, sin fines de lucro.

El año pasado los Estados Unidos habían caído del primer puesto al segundo lugar, detrás de China.

Un proyecto de ley energética integral murió en el Senado el pasado julio y Washington también ha dejado de pasar los mandatos nacionales de los servicios públicos para producir cantidades mínimas de energía limpia que los ambientalistas y algunos analistas dicen que podrían aumentar la confianza de las empresas de energía alternativa para invertir en el país.

La inversión de EE.UU. en energías limpias ascendió a 34 mil millones dólares el año pasado, lo que supone el 51% respecto al año anterior pero por debajo de los 54,4 mil millones dólares invertidos por China y los 41,2 mil millones dólares invertidos por Alemania.