El presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero (UGT), cree que los sindicatos han "tardado demasiado" en dar una respuesta a Volkswagen sobre la aceptación de la congelación salarial a cambio de fabricar el nuevo modelo de Audi Q3 en Martorell (Barcelona). En una entrevista en Com Ràdio recogida en un comunicado de la emisora, Carnero ha asegurado que los sindicatos tenían el pasado mes de diciembre el "compromiso" de la dirección de Seat de que el nuevo Audi Q3 vendría a Barcelona a cambio de la congelación salarial. Sin embargo, ha subrayado, los sindicatos han cometido "errores" en la negociación con la compañía que han supuesto que hoy, cuatro meses después, aún esté en el aire la adjudicación del nuevo todoterreno urbano de Audi.