El grupo textil Caramelo ha iniciado los trámites para que los trabajadores que lo deseen puedan acogerse voluntariamente al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la empresa y autorizado ayer por la Consejería  gallega de Trabajo y Bienestar