El fabricante japonés de equipos fotográficos e impresoras Canon ha obtenido un beneficio neto de 750 millones de euros en el segundo trimestre del año. La cifra representa un incremento del 17 por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Las ventas de la multinacional nipona se han beneficiado de la debilidad del yen frente a las principales divisas y han aumentado un 9,5 por ciento, hasta los 6.840 millones de euros.