La empresa de alimentación Campofrío ha obtenido un beneficio neto atribuible hasta septiembre de 13,6 millones de euros, un 19% menos que en el mismo periodo de 2006. El Ebitda crece el 1% hasta los 52 millones de euros en un entorno de “ralentización general del consumo especialmente a partir del verano”, afirma Campofrío, que cae un 21% en Bolsa en el año. Una vez deducido el el efecto neto del plan de optimización de estructura llevado a cabo por la división Iberia, el Ebitda se sitúa en 56 millones de euros, el 8% más. La facturación de Campofrío en este periodo ha sido de 689 millones de euros, un 3% mayor que la de los primeros nueve meses de 2006, mientras que la deuda financiera se ha situado al cierre del tercer trimestre por debajo de los 200 millones de euros, un 6% menos que al final de septiembre del ejercicio precedente.