La compañía vasca Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) se ha adjudicado un contrato para suministrar 60 trenes (302 coches) a Metro de Madrid por 400 millones de euros. Según informó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Metro de Madrid adquirirá los trenes en régimen de arrendamiento operativo por un período de 17 años, con una partida de mantenimiento de 200 millones de euros. Las primeras unidades de los trenes se incorporarán a la red a mediados de 2010 y serán financiados en un 52% por la Comunidad de Madrid y en un 48% por el Ayuntamiento de la ciudad, que asumirán el importe del arrendamiento y del mantenimiento a lo largo del período.
Todos los coches incorporarán rampas extraíbles para eliminar el hueco entre tren y andén, y estarán fabricados con nuevos materiales resistentes al fuego y humos. La fabricación de los primeros trenes tendrá un plazo de 22 meses, por lo que se estima que las primeras unidades se incorporen a la red a mediados de 2010.