La Comisión Europea autorizó hoy a las firmas de transmisión Energinet, E.ON Netz, Vattenfall Transmisión y a las empresas energéticas Nord Pool y EEX a crear una joint venture centrada en la gestión de transmisión transfronteriza de electricidad. Bruselas dio su visto bueno tras concluir que la operación no dará lugar a problemas de competencia en el mercado europeo ni en una parte sustancial del mismo. La nueva empresa en participación, bautizada European Market Coupling Company (EMCC), ofrecerá servicios para gestionar sistemas de transmisión transfronteriza de electridad entre Alemania y los países nórdicos y, así como una plataforma para la comercialización de derechos de transmisión secundarios, informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.