La Comisión Europea ha anunciado hoy la apertura de una investigación en profundidad sobre el crédito concedido por el Estado italiano a Alitalia, para comprobar si respeta la normativa comunitaria sobre ayudas de Estado. El Gobierno italiano decidió en abril pasado dar a la aerolínea de bandera un préstamo puente de 300 millones de euros para salvarla de la crisis. Roma argumenta que el crédito a Alitalia se ha concedido en "condiciones de mercado", pero el Ejecutivo de la UE sospecha que el crédito -que la compañía puede incorporar a su capital social- constituye una ayuda pública incompatible con el mercado común.
Bruselas cree que la medida, que pretende salvar a Alitalia de la quiebra y facilitar su futura privatización, puede dar a la aerolínea una ventaja injustificada sobre sus competidores, explica en un comunicado. Recuerda, además, que la compañía aérea ya se benefició en el pasado de ayudas públicas dirigidas a su rescate y reestructuración y recibió los últimos fondos en 2001, por lo que hasta 2011 no podría ser objeto de más asistencia financiera con cargo al erario público. En su análisis en profundidad, la Comisión tratará de determinar las condiciones en las que fue concedido el préstamo y si un inversor privado hubiera actuado igual que el Gobierno italiano. El Ejecutivo de la UE ha precisado, por último, que la apertura de una investigación no prejuzga su decisión final y recalcó que este paso permite a todas las partes interesadas exponer sus puntos de vista.