La aerolínea británica British Airways ha llegado a un acuerdo con los sindicatos Unite, BALPA y GME con respecto a sus planes de pensiones, un paso importante para reconducir su ingente déficit de pensiones de 3.700 millones de libras esterlinas (unos 4.000 millones de euros), y uno de los principales escollos a su fusión con Iberia.
La compañía considera el acuerdo como "un importante paso adelante" en el proceso para abordar el déficit de pensiones, según confirmaron a Europa Press fuentes de la aerolínea, que agregaron que los sindicatos lo recomendarán a sus miembros.

Según los términos del acuerdo, que tiene que ser ratificado por el gestor del fondo y los reguladores británicos, los empleados tiene dos alternativas, la primera, mantener sus actuales niveles de contribución recibiendo menos beneficios en el futuro, o bien pagar un 4,5% más de lo que pagan ahora para mantener los beneficios de pensiones que mantenían con anterioridad.

La compañía, por su parte, seguirá manteniendo sus actuales niveles de contribución anual al fondo, de 330 millones de euros.

British Airways tiene de plazo hasta el 30 de junio para presentar una reforma de sus planes de pensiones. El acuerdo de fusión con Iberia incluye una cláusula según la cual la aerolínea española podría cancelar la operación si considera que el déficit de pensiones una carga financiera para la compañía fusionada.