Se trata de 18 aeroplanos de combate para 2017 con objetivo de reemplazar la antigua generación de aviones cisterna.
El gigante americano Boeing se ha adjudicado un contrato para la construcción de 18 aviones cisterna con entrega en 2017 por valor de 50.000 millones de dólares.