Washington necesita tener un acuerdo para elevar el límite de la deuda en un mes para evitarle rumores a los mercados, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

Boehner indicó que está listo para seguir las conversaciones con el presidente Barack Obama y le pidió que se involucrara más.

Recientemente el Gobierno estadounidense alcanzó su límite máximo de endeudamiento permitido para 2011, 10.025 millones de euros. Ante esta situación, el presidente del Tesoro, Timothy Geithner reclamó que se aumentara el límite e instauró un periodo de suspensión de emisiones de deuda e impago de las obligaciones entre el 16 de mayo y el 2 de agosto, dejando un margen de 157.000 millones de euros para que el Estado no frene la emisión de deuda sin aumentar el endeudamiento neto. De hecho, Marion Mueller, presidenta y directora editorial de OroyFinanzas, que no descarta un Quantitative Easing III, porque “el endeudamiento es tan grande que, o se hace otro programa de estímulo, o se puede empezar a pensar incluso en el default”

Los precios de los bonos del Tesoro subieron el miércoles, pero operadores se mostraron cautelosos ante la velocidad de la tendencia alcista, y algunos se preguntaron si se preparaba un retroceso del mercado para el jueves.

Los precios subieron debido a que datos del empleo privado y la actividad fabril en Estados Unidos fueron peores a lo esperado y los economistas de Wall Street se apresuraron a revisar a la baja sus predicciones para el informe de empleo del gobierno de mayo.