Los expertos del departamento de análisis de La Caixa sugieren los títulos de BME como una opción defensiva en momentos convulsos del mercado.
· Un valor de perfil defensivo ante las turbulencias actuales del mercado. La cotización acumula una revalorización del +10% YTD frente un recorte del -15% del IBEX 35 y -16% del IGBM. Consideramos que en estos niveles el valor sigue siendo una buena opción ante las incertidumbres actuales del mercado: 1) buenos fundamentales; 2) los volúmenes se ven impulsados por la volatilidad de mercado; 3) pensamos que ya cotiza un escenario bastante conservador; 4) posibilidad de nuevas noticias de M&A como catalizador adicional.

· El riesgo por competencia de las plataformas alternativas sigue ahí, aunque mantenemos la idea de que el impacto potencial (en volúmenes y comisiones) ya está muy recogido en precio. Según nuestro análisis de sensibilidad la valoración actual estaría descontando para el largo plazo una cuota de mercado en volumen negociado de renta variable en torno al 50% (vs 98% actual) y tarifas medias un -58% a la registrada en 2010 y un -54% a la media de los últimos cinco años.

· Posibilidad de nuevos movimientos de consolidación en el sector como catalizador “latente”. Durante los primeros meses de 2011 ha habido bastantes noticias sobre movimientos en el sector (fusión LSE-TMX; fusión NYSE-Deutsche Boerse con contra OPA “frustrada” de Nasdaq sobre NYSE), con múltiplos implícitos en las operaciones en torno a 8x EV/EBITDA y 14-17x PER. La fusión NYSE-Deutsche Boerse está aún pendiente de la aprobación por parte de las autoridades de competencia en EEUU y UE. En cualquier caso, BME sigue siendo un objetivo claro de consolidación en el sector. El entorno actual de bajos volúmenes, mayor competencia y players de mayor tamaño podría hacer que la compañía adopte una posición más receptiva a la hora de contemplar posibles operaciones que aporten tamaño, economías de escala y sinergias.

· Mantiene unos buenos fundamentales. A pesar de que los volúmenes de negociación permanecen en niveles históricamente bajos, BME mantiene unos fundamentales atractivos: i) Buena posición de caja (348 Mns € 1S11; 22% s/capitalización), con una elevada generación de cash flow (9,5% FCF Yield 2011e). ii) Atractivo dividendo: 8,5% DY 2011 recurrente; con posibilidad de un nuevo dividendo extraordinario que permita igualar el DPA 2011 con el de 2009 y 2010, en cuyo caso el DY se elevaría al 10,2%. iii) Más del 100% de los costes está cubierto por ingresos no ligados a volúmenes. iv) Múltiplos por debajo del sector: 5,8x y 5,5x EV/EBITDA 2011-2012; 10,3x y 9,8x PER 2011-2012 vs 6,9x-5,9x y 14,5x-12,6x media comparables respectivamente.