La gestora BlackRock obtuvo un beneficio neto atribuible de 551 millones de dólares (394 millones de euros) en el tercer trimestre del año, lo que supone un aumento del 74% respecto al mismo periodo de 2009,

Además, BlackRock mejoró un 84% su cifra de negocio, hasta 2.092 millones de dólares (1.498 millones de euros).

Así, en los nueve primeros meses del ejercicio BlackRock ganó 1.406 millones de dólares (1.006 millones de euros), más del doble que en 2009, mientras que su facturación aumentó un 94%, hasta 6.119 millones de dólares (4.381 millones de euros).

El presidente y consejero delegado de BlackRock, Laurence D. Fink, mostró su satisfacción con los resultados cosechados por la gestora de inversiones, que se vieron impulsados por la adquisición de Barclays Global Investors (BGI) en diciembre de 2009.