El Grupo BFA-Bankia obtuvo un beneficio 428 millones de euros en el primer semestre del año, un resultado que no incluye el efecto del canje de instrumentos híbridos por capital, que ha generado 1.795 millones de euros.

De esos 1.795 millones de euros, BFA ha dotado en segundo trimestre 525 millones de euros para cubrir contingencias del proceso de arbitraje. El Grupo estima que tiene recursos suficientes para asumir el coste adicional que pueda tener este proceso sin requerir más capital.

Por su parte, Bankia ha logrado en el primer semestre del año un beneficio después de impuestos de 192 millones de euros. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri ha precisado que la primera mitad del año se ha visto afectada por el efecto del préstamo subordinado que BFA otorgó a Bankia el 12 de septiembre de 2012 y que fue cancelado el 23 de mayo.

En este periodo de tiempo Bankia alcanzó un margen de intereses de 1.092 millones de euros, un 35,9% menos que hace un año. Si no se descuenta el efecto del préstamo subordinado realizado por BFA, el margen de intereses llegó a 1.234 millones de euros, lo que supone un 27,6% menos.