Las firmas de análisis siguen ajustando sus valoraciones tras la presentación de resultados trimestrales. Este jueves los analistas de Bernstein Research han elevado el precio objetivo de las acciones de Telefónica desde los 5,95 euros a los 6,15 euros, lo que les da un potencial a la baja superior al 15% desde sus precios actuales en los 7,3 euros por acción.

La operadora de telecomunicaciones cerró septiembre con un beneficio neto de 2.721 millones, un 11,6% más que entre enero y septiembre de 2017. Los ingresos en los nueve primeros meses alcanzaron los 11.699 millones de euros con una deuda neta que se reduce por sexto trimestre consecutivo hasta los 42.636 millones, un 10% menos que la registrada en el mismo período de un año antes. Telefónica elevó la previsión de crecimiento de ingresos para el conjunto del año.

El mercado cree que el nivel de reducción de su deuda todavía está siendo lento, ya que ha reducido sólo 5.000 millones de euros en un año. De hecho, la agencia de calificación crediticia Moody's espera que el nivel de endeudamiento siga siendo elevado en algunas compañías de telecomunicaciones europeas, como Telefónica, Vodafone, Telecom Italia y Deutsche Telekom, al tiempo que cree que la noruega Telenor, Swisscom y Orange tienen capacidad de adoptar estrategias más favorables a los accionistas o hacer adquisiciones financiadas con deuda, recoge Europa Press.

Moody’s castiga a la ‘telecos’

La agencia estadounidense apunta en un informe que las perspectivas para el sector de las telecomunicaciones en Europa se mantendrán "estables" en 2019, aunque se volverán cada vez más frágiles debido a la ralentización del crecimiento de los ingresos por el impacto negativo de la fuerte competencia, la regulación y el menor crecimiento económico.

Moody’s apunta que su perspectiva para 2019 para el sector de las telecomunicaciones es "estable" porque, pese a que prevé un crecimiento de los ingresos inferior al 1%, las compañías seguirán mejorando el margen del beneficio bruto operativo (Ebitda) y mantendrán un fuerte flujo de caja operativo.

Bernstein eleva el precio objetivo de Telefónica pero le da un potencial a la baja del 15%

El informe apunta que seguirá siendo un desafío para las empresas de telecomunicaciones la capacidad de monetizar el aumento de la demanda de datos y vídeo. Además, afirma que es "improbable" que la llegada de nueva tecnología móvil 5G actúe como "catalizador" del crecimiento de los ingresos y sea la solución a este problema en el corto plazo.

El documento destaca la "intensa" campaña promocional que se está llevando a cabo en el mercado de bajo coste de países como España, Francia e Italia, donde algunos operadores buscan ganar cuota de mercado con rapidez ofreciendo precios bajos. "Aunque esto tiene efectos negativos en el corto plazo en los ingresos, pensamos que está estrategia no es sostenible y los precios en general deberían subir", ha agregado.

Por otro lado, espera que las operaciones de adquisiciones y fusiones dentro del sector aumenten en el futuro debido a la aceleración la convergencia entre los negocios de fijo, móvil y televisión por cable, a la preparación para la llegada del 5G y a los esfuerzos de las empresas por compensar los bajos ingresos.

En este sentido, subraya que las empresas que solo ofrecen telefonía móvil o las de servicios por cable son las "claras candidatas" a este tipo de movimientos ante la necesidad de unir activos fijos y móviles en busca de la convergencia.