El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, negó hoy haber presionado a Bank of America para que comprara Merrill Lynch, como ha denunciado el jefe de ese banco, Kenneth Lewis. "No le dije a la directiva de Bank of America que la Reserva Federal tomaría medidas contra el consejo directivo o la directiva" si decidían suspender la compra, dijo Bernanke en una comparecencia ante el Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes. Bank of America sopesó interrumpir la operación al percatarse del volumen de pérdidas en el balance del banco de inversión Merrill Lynch. Al final la compra se llevó a cabo con la aportación de 20.000 millones de dólares en ayudas públicas.