El Gobierno alemán rechazó hoy conceder una garantía estatal para un crédito de 650 millones de euros que había solicitado el consorcio turístico-comercial Arcandor, que se encuentra amenazado de insolvencia. Así lo informó hoy un portavoz del Ministerio de Economía, que indicó que la comisión encargada de estudiar el caso había encontrado que el consorcio no cumple los requisitos para una ayuda de esa naturaleza. En el Gobierno se habían expresado desde hace varios días dudas acerca de que la mala situación de Arcandor se debiera a la crisis económica internacional y no a errores de los directivos del consorcio.