BBVA rebaja ligeramente su expecativas de ritmo de crecimiento trimestral de España hasta el 0,1% en el tercer trimestre del año.

El Observatorio Económico de BBVA sitúa el crecimiento intertrimestral en el tercer trimestre de 2011 en el 0,1%, por debajo de lo observado en los trimestres inmediatamente anteriores e insuficiente para crear empleo sin la ayuda de la estacionalidad.




Además, también se observa una debilidad en los indicadores de consumo e inversión doméstica privada. De hecho, desde BBVA avisan de que las expectativas podrían verse afectadas negativamente por el clima de incertidumbre sobre el crecimiento internacional y las mayores tensiones financieras.

Aunque la desaceleración de las exportaciones podría ser temporal, un crecimiento menor del esperado en los países desarrollados, la caída de las confianzas de consumidores y empresas en estos países y el importante incremento de la incertidumbre en los mercados financieros internacionales han aumentado significativamente los riesgos a la baja.

Sin embargo, guardan mejores expectativas para la inflación y prevén que se mantenga contenida para reanudar el proceso de ganancia de competitividad de la economía española en 2012.

Desde BBVA avisan que la desaceleración de los ingresos públicos podría poner en peligro los objetivos de déficit si no se contiene rigurosamente el gasto


Puede leer el informe completo en el archivo adjunto a esta noticia.