El aumento de la morosidad y la dotación de provisiones para hacer frente al deterioro de sus activos son los dos principales causantes del descenso en su beneficio. Ese resultado incluye extraordinarios entre los que destacan las plusvalías por la venta de inmuebles para su posterior alquiler por importe de 830 millones de euros y el reconocimiento del deterioro del valor de la filial en Estados Unidos por 704 millones. Jorge del Canto, analista técnico independiente, los dos grandes bancos sufrirán mayores recortes, en el caso de BBVA, en concreto, “su objetivo a la baja se sitúa en los 9.50-9.80 euros”.

La caída del valor ofrece tanto oportunidades a corto como a medio-largo plazo a los inversores. Según Samuel Sierra, experto en opciones, el título está actualmente en “sobreventa”, donde podría hacer un rebote hasta los 13 euros, pero no más, ya que ha roto la senda alcista. Mientras que a corto plazo cree que se podría aprovechar a comprar sobre los 12.50 euros con un Col en el 10.50. En este mismo espacio temporal, y con los niveles en los que se mueve ahora el valor, es donde Jorge del Canto ve oportunidades de compra “para vender en un par de semanas”.