El BBVA aseguró hoy que la decisión del Gobierno de Bolivia de nacionalizar el sistema de pensiones tendrá un impacto "inmaterial" en los negocios del banco, que gestiona fondos por 1.800 millones de dólares. Fuentes de la entidad que preside Francisco González que BBVA es administrador de fondos de pensiones de terceros.
Asimismo, explicaron que el banco se mantiene a la espera de que el Ejecutivo del país iberoamericano especifique en qué va a consistir su plan de nacionalización del sistema de pensiones, si bien apuntaron que se trata de una iniciativa que se conoce desde hace más de un año.

El Gobierno boliviano ha anunciado la desaparición del sistema de pensiones privado, controlado por administradoras filiales de grupos españoles y suizos. Su objetivo es que este sistema sea gestionado directamente por el Estado en el marco de un proyecto que será sometido a votación en el Congreso.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, Luis Arce, argumenta que la administración de las pensiones debe ser estatal, según lo recogido en la Constitución. Actualmente, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) privadas que operan en Bolivia son filiales de BBVA y AFP Futuro del Zúrich Financial Service.