BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.240 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un 0,2% más que en igual periodo de 2009, cuando las ganancias de la entidad ascendieron a 1.238 millones de euros, informó hoy el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La entidad que preside Francisco González destacó que el "excelente resultado" que ha registrado hasta marzo adquiere una "especial relevancia" a tenor de la "larga duración del adverso entorno económico", y lo atribuyó a la diversificación de los ingresos operativos por negocios, geografías, líneas de productos y segmentos de clientes, además de a la contención de gastos.

El margen de intereses del BBVA alcanzó en el primer trimestre los 3.386 millones de euros, frente a los 3.272 millones de euros de igual periodo de 2009, en tanto que el margen bruto ascendió a 5.301 millones de euros, un 8,4% más que entre enero y marzo del año pasado.

Por su parte, el margen neto fue de 3.183 millones de euros hasta marzo, con un repunte del 12,9%, lo que, a juicio de la entidad, demuestra su "elevada capacidad" para seguir generando unos resultados "sólidos" en la actual coyuntura de crisis.

La tasa de morosidad del banco que preside Francisco González se situó al cierre del primer trimestre en el 4,3%, el mismo porcentaje con que cerró 2009, mientras que la tasa de cobertura repuntó ligeramente, hasta el 59%. El banco terminó el primer trimestre con un 'core capital' del 8,1%, tras generar 22 puntos básicos de manera orgánica.

Las entradas netas en mora registran un importante descenso en el periodo, debido a la caída de las entradas brutas y a la mejora de las recuperaciones. La estabilidad en el índice de mora fue acompañada de una mejora en la prima de riesgo en el grupo, hasta el 1,24%. Si se incluye el valor de los colaterales asociados a los riesgos el índice de cobertura asciende hasta el 163%.

CRECE EL MARGEN NETO

El margen de intereses del BBVA alcanzó en el primer trimestre los 3.386 millones de euros, frente a los 3.272 millones de euros de igual periodo de 2009, en tanto que el margen bruto ascendió a 5.301 millones de euros, un 8,4% más que entre enero y marzo del año pasado.

Por su parte, el margen neto fue de 3.183 millones de euros hasta marzo, con un repunte del 12,9%, lo que, a juicio de la entidad, demuestra su "elevada capacidad" para seguir generando unos resultados "sólidos" en la actual coyuntura de crisis.

Las comisiones volvieron a crecer tras un periodo de descensos y presentaron un aumento interanual del 2,5%, hasta los 1.106 millones de euros, principalmente por las comisiones procedentes de fondos, que se estabilizaron, así como las ligadas a los servicios bancarios.

Los resultados por operaciones financieras sumaron 633 millones de euros debido a la buena evolución de la actividad de mercados, a la rotación de las carteras COAP y al resultado positivo por la devaluación del bolívar venezolano en determinadas posiciones.

El banco terminó el primer trimestre con un 'core capital' del 8,1%, tras generar 22 puntos básicos de manera orgánica, mientras que el ratio de eficiencia alcanzó el 40%. El Tier 1 se situó en el 9,5%; el ratio BIS, en el 13,4%; el ROE en el 17,7% y el ROA en el 1,01%.

El grupo resaltó su fuerte posición de liquidez al tener una menor necesidad de financiación mayorista de su grupo de referencia y tener cubiertos la mayor parte del plan de emisiones previsto para todo 2010. Además, cuenta con colaterales disponibles para obtener liquidez por 66.000 millones de euros.

Por áreas geográficas, España y Portugal contribuyó al beneficio atribuido del grupo con 587 millones, seguida de México (347 millones), WB&AM (284 millones), América del Sur (233 millones) y Estados Unidos (54 millones).