El presidente de BBVA, Francisco González, entregó esta mañana un donativo de un millón de dólares (cerca de 633.000 euros) al embajador de la República Popular China en España, Xiaqi Qiu, con el objetivo de ayudar a la población damnificada por el terremoto registrado el pasado día 12 en la provincia china de Sichuan. La donación se canalizará a través de la Cruz Roja China y se destinará fundamentalmente a la construcción de escuelas para los menores damnificados.