La entidad española estudia ampliar su política de compras en esta región, ya sea en solitario o junto a otros socios, para mantener su ritmo de crecimiento.

El responsable de BBVA para América Latina, Vicente Rodero, asegura que “es que se den algunas otras opciones (de movimientos corporativos) en el año 2011 tras la compra de Crédit Uruguay en 2010, pero hay mucha competencia para el crecimiento no orgánico y los vendedores son pocos. Pero vamos a estar ahí”.