En el tercer trimestre, Barclays obtuvo un beneficio bruto ajustado de 1.337 millones de libras (1.671 millones de euros), un 5% más, tras reducir un 16% las provisiones por riesgo de crédito, hasta 1.023 millones de libras (1.278 millones de euros).

La cifra ha superado las expectativas de los analistas consultados por Bloomberg, que esperaban que ganase el 1.240 millones de libras.

Además, sus ingresos netos se redujeron el 3,2%, hasta 7.001 millones de libras (8.751 millones de euros).