Bankinter alcanza en 2010 un beneficio neto de 150.73 millones, lo que supone una reducción del 40.7% desde las cifras publicadas el año anterior, según ha informado la compañía a la CNMV. La entidad coloca su morosidad en el 2.87%.
Bankinter cerró el ejercicio 2010 con un beneficio antes de impuestos de 205,21 millones de euros (un 40,68% menos que a cierre de 2009); y el beneficio neto  es de 150,73 millones (un 40,75% menos).

Ambos epígrafes del beneficio tienen en cuenta una importante anticipación de costes y provisiones de 74,5 y 54,7 millones de euros, respectivamente. Sin tener en cuenta esos cargos extraordinarios, el beneficio neto del banco hubiera sido de 205,4 millones (un 19% menos que en 2009).

Respecto al nivel de solvencia, la entidad destaca un 66.43% de cobetura de la morosidad - frente al 51% de bancos comparables-  un 28% de cobertura de los activos adjudicados (frente a un 18% de los bancos comparables) y un 51% de cobertura sobre activos problemáticos que se compara con un 27% que tienen de media dichos bancos.

Cifras como: 156,97 millones de euros de provisiones genéricas, un excedente de recursos propios de 573,12 millones de euros y un ratio de capital del 9,85%, demuestran igualmente el nivel de solvencia de la entidad.