Bankinter cierra el semestre con un beneficio neto de 100,29 millones de euros, un 4,68% menos que un año antes.


Bankinter obtuvo en el primer semestre un beneficio neto acumulado de 100,29 millones de euros (un 4,68% menos que en el mismo periodo de 2010) y un beneficio antes de impuestos de 130,77 millones de euros (un 8,72% menos).

El beneficio antes de impuestos del segundo trimestre (67,52 millones de euros) está un 30,44% por encima del obtenido en el mismo periodo de 2010 y es un 6,76% superior al del pasado trimestre.

El beneficio neto del trimestre, obtenido a través de ingresos recurrentes, es superior al alcanzado los cuatro trimestres anteriores.

El ratio de morosidad del banco, del 3,04%, sigue siendo menos de la mitad que el de la media del sector.

El banco refuerza su solvencia y sitúa el ratio de capital principal a junio de este año en el 8,7%.

Neutralizando el efecto de la liberación de provisión genérica, el beneficio antes de impuestos del banco a cierre de junio de 2011 hubiera sido un 66,4% superior al del primer semestre de 2010.