La situación es la que es y, además, conocida tras toda una jornada de 'aluvión informativo'. Rodrigo Rato decidió este lunes presentar su dimisión al frente de Bankia después de dos años de mandato -polémica en su nombramiento incluida- y ceder el testigo al señor Goirigolzarri, acostumbrado a esto de las reestructuraciones financieras. Pero por lo que nos atañe, existen unos 350.000 accionistas 'pillados' en bolsa desde que saltara al parqué hace tan sólo diez meses. Con pérdidas del 36% desde entonces, los analistas auguran un futuro negro para la entidad, al igual que en terreno de sus fundamentales. Aquí va una radiografía completa de Bankia: debilidades, exposición al ladrillo, futuro, cotización y posibilidades. 
 
El hecho de que fuera una situación a todas luces conocida, no implica que la dimisión de Rato ayer pasadas las dos de la tarde no pillara por sorpresa a buena parte de los periodistas económicos. Lo hacía unas horas después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegurara en una entrevista en Onda Cero que junto con el Banco de España se está ultimando “un plan de saneamiento” para la entidad incluyendo “cambios en su gestión y reconociera asimismo que “como último recurso” el Gobierno podría inyectar dinero público en aquellas entidades que así lo necesitaran, tal y como han hecho “buena parte de los países europeos”.

BANKIA, HISTÓRICO IBEX 35 (FUENTE: INFOBOLSA)


Rajoy habla de “un plan inminente” que, según fuentes gubernamentales, podría darse a conocer este mismo martes o mañana. En todo caso, el Consejo de Ministros aprobará este viernes la creación del denominado 'banco malo' o 'sociedades de liquidación de activos inmobiliarios' -para los amantes del eufemismo-. Las cifras que se barajan en este momento se refieren a una horquilla de entre 7.000 y 10.000 millones de euros que el Gobierno destinaría directamente a 'salvar' Bankia. No es de extrañar teniendo en cuenta que el Fondo Monetario Internacional aludía directamente a la entidad presidida por Rodrigo Rato como uno de los principales problemas del sistema financiero español y cabe aclarar que es algo que el FMI nunca hace. En su reunión en Barcelona, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Dragui, aprovechó la semana pasada para pedir 'transparencia' a la banca nacional, pese a que es un rasgo que no parece llegar a nuestras entidades. Félix González, socio director de Capitalia Familiar EAFI, considera que Bankia “es la principal preocupación en los mercados, la entidad más débil y plantea un riesgo para el conjunto del sistema bancario, no sólo europeo sino internacional”. Recomienda el experto urgencia en la toma de decisiones teniendo en cuenta que “el proceso de corrección de sus problemas ha sido muy lento”.


Goirigolzarri, árdua tarea por delante
Está llamado a heredar un megaladrillo difícil de digerir. Rodrigo Rato ha propuesto al que fuera consejero delegado de BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, como nuevo presidente de Bankia-BFA y su nombramiento depende ahora del 'ok' del consejo de administración.

Vinculado toda su vida a la banca, decidió abandonar después de treinta años las filas de BBVA hace tres años después de ver frustradas sus ansias de ejercer la presidencia de esta entidad después de que Francisco González anunciara que se mantendría en el cargo una temporada más. Economista de 58 años, Goirigolzarri nació en Bilbao, se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto y realizó estudios de Finanzas y Planificación Estratégica en la Universidad de Leeds (Reino Unido).

Tras gestionar con éxito las distintas fusiones que darían lugar al actual BBVA, este economista está considerado uno de los mejores de su clase para dirigir un proceso de reestructuración bancaria. Sus vivencias al frente de BBVA y de gestión de varias crisis económicas, entre ellas esta última, hacen de él un conocedor de la situación del sector.

No obstante, su mancha en el camino fue la sonada pensión que consiguió en el momento de su jubilación anticipada con 55 años: tres millones de euros anuales por retirarse de la primera fila de las finanzas protagonizaron titulares de la prensa económica en medio de una crisis que comenzaba a dar sus primeros violentos coletazos. En la actualidad, y a pesar de la pensión, no está parado puesto que ocupa el cargo de consejero de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), cargo que desempeña desde 2004, Patrono de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) y Vicepresidente de Deusto Business School.



BFA y el ladrillo
Bankia y Banco Financiero y de Ahorros son un todo en el que el primero hace de niño bueno y el segundo, de lastre de la familia. Pero es que esto no pintaba bien desde el primer momento...BFA surge de la unión de activos de Caja Madrid con una participación mayoritaria del 52,06%, Bancaja (37,7%), Caja de Canarias (2,45%), Caja de Ávila (2,33%), Caja Laietana (2,11%), Caja Segovia (2,01%) y Caja Rioja, que cuenta con la menor de las participaciones (1,34%). Soltado el 'pufo' de Banco de Valencia, también perteneciente a Bankia, y que ahora gestiona con más pena que gloria el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), esta es la situación en la que se encuentra respecto a su exposición al sector inmobiliario:

1. Sólo Bankia acumula la quinta parte de los activos tóxicos relativos al sector inmobiliario por un monto que asciende a 31.798 millones de euros, que representan el 17,2% del total de la banca-cajas nacionales que en suma llegan a los 184.000 millones de euros.



2. Según datos del Banco de España, Bankia cerró 2011 liderando la lista de entidades en base a su exposición al sector inmobiliario con un volumen de créditos por valor de 37.517 millones de euros, seguida de Banco Santander (31.994 millones), Popular (22.800), BBVA (21.872 millones) y Caixabank (20.075 millones de euros).

De este total en créditos de riesgo, casi una tercera parte son de 'carácter dudoso': hasta 10.564 millones, que suponen un incremento del 36,5% respecto a 2010.

3. Suelo, “es el gran problema”, según reconocía el ministro de Economía, Luis de Guindos. Se trata de una de las partidas más abultadas por parte de Bankia. La financiación del 'suelo' representaba a cierre de 2011 hasta 11.524 millones de euros, de los que 9.408 millones corresponden a suelos urbanizados (hasta nueva orden) y los 2.115 restantes a otro tipo de terrenos.

Dada la situación actual, el suelo constituye el principal activo de riesgo y una de las exposiciones menos líquidas dado que “la probabilidad de incumplimiento a estas exposiciones ha sido del 100%”, reconocía De Guindos. Para ello, BFA provisionó 3.931 millones de euros tan sólo en lo que se refiere a “ajustes” en esta parte de su cartera crediticia.

A ello se suma que la cartera de suelos 'devueltos' a la entidad, es decir, que ya estaban adjudicados pero de los que su propietario no ha podido hacerse cargo finalmente, suman 2.488 millones de euros, más de ¼ parte del total.

4. Inmuebles adjudicados. Se enlaza con el punto anterior puesto que Bankia acumula 8.097 millones de euros, 1.000 millones más que en 2010, en activos o inmuebles adjudicados o a través de la denominada 'dación en pago' -activos entregados como pago pòr deuda que no han podido asumirse-.

5. Hipotecas y préstamos. Aumenta asimismo el nivel de activos inmobiliarios a los que se les ha concedido una financiación en 650 millones de euros con respecto a cifras correspondientes a 2010. BFA cuenta con 2.779 millones de euros en estas 'financiaciones hipotecarias de los hogares', a lo que se suman los préstamos a la construcción y promoción inmobiliaria por valor de 65.983 millones de euros y, entre las concesionarios, el propio Estado.
 
En este punto, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, recomienda tranquilidad en la medida en que “hay instrumentos que responden” por las inversiones “en caso de intervención”. “Si tiene depósitos y cuenta corriente hasta 100.000 euros”, dice el analista, “se garantizan vía Fondo de Garantía de Depósitos” y, a partir de ahí, “los activos son totalmente seguros”.


Bankia & Ibex 35, error anunciado
El 21 de julio de 2011 Bankia saltó a bolsa, como haría también Banca Cívica en aquellas mismas fechas, para conseguir un capital que se le negaba si se mantenía ajena al mercado de renta variable. Desde entonces, se ha dejado por el camino un 38% de su valor bursátil y este lunes vivió el mayor desplome dentro de nuestro selectivo después de toda la vorágine. Bankia vale hoy en bolsa 4.600 millones de euros, casi la misma suma que recibiera ya de la mano del Gobierno vía FROB en 2009 cuando suscribió más de 4.000 millones de euros en participaciones preferentes. De hecho, un chascarrillo común del pasado viernes cuando se pensaba que la entidad de Rato necesitaría unos 5.000 millones para sanearse era aquello de 'recibir más dinero que el que realmente vale la compañía' sobre el parqué madrileño.

BANKIA, SANTANDER, BBVA (FUENTE: YAHOO FINANCE)


Si la banca ha perdido en lo que va de año 23.000 millones de euros dentro del Ibex 35, Bankia se deja por el camino más de 1.400 millones, nada comparado con los dos gigantes nacionales, pero sobra decir que comprensible debido a su tamaño. Aquí lo del 'too big to fall' no sirve demasiado. Decía Roberto Moro, analista de Apta Negocios, allá por el mes de marzo que su salida a bolsa “merecía una reflexión” y es que hay mucha gente pillada en este valor y la perspectiva no es muy halagüeña.

Tras la negra jornada de ayer, Bankia cotiza “en mínimos históricos”, apunta Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse, que no apuesta por el título “hasta que recupere 2,45/2,50 euros”. Y en la misma línea, David Galán, director de Bolsa General, señala la serie de “máximos decrecientes” que viene realizando el valor desde su salida a bolsa.



El analista considera que la ruptura en el mes de abril de su soporte ha dado lugar “a los 2,30 euros como objetivo” y “una vez llegado a él, se podría pensar en un pequeño rebote”, aunque sigue sin recomendar nadar contracorriente dentro del selectivo. Las resistencias, en su opinión, algo más arriba aún, en “la zona de 2,60/2,675 euros”.

La caída libre de Bankia viene a contrastar, además, tanto con Santander como con BBVA que en lo que va de 2012 mantienen ganancias de hasta un 5% y pérdidas próximas al -5%, respectivamente, frente a un recorte del 20% en el caso de la entidad presidida todavía por Rato.


Los Coco´s ya están aquí...
Y lo harán por cuenta del FROB que cuenta con 9.000 millones de euros a los que se sumarán otros 6.000 millones vía emisión de deuda por parte del Estado. La horquilla varía entre 7.000 y 10.000 millones de euros que se prestarían a Bankia por parte del Estado a través de la compra de una emisión de bonos contingentes convertibles, conocidos como 'Coco´s', realizada por BFA-Bankia.

Este dinero se cargaría a las cuentas del Estado en la parte de deuda, que no en la déficit, puesto que el Gobierno considera que saldrá ganando con la operación. Se trataría, por tanto, de títulos remunerados con el 8%, según la opinión más extendida entre los distintos medios y agencias de comunicación. Ahora, la cuestión es cómo aplicar esta medida sobre Bankia cuando en un principio el Gobierno sólo contempló la opción de que esta 'ayuda' fuera destinada a entidades inmersas en un proceso de fusión, para lo que se contempla que Bankia fusione a su matriz, BFA, bajo su marca. La otra opción que podría darse a conocer en el Consejo de Ministros de este jueves son directamente cambios legislativos llevados a cabo por el Gobierno para que la entidad financiera pueda acogerse sin problemas al dinero público.