Por quinta vez desde los máximos marcados en el año 2014 se topa con el paso de la directriz bajista principal, que a su vez representa el 62% de recuperación de la caída desde aquel año.

Bankia se alza así en 4,4 euros un nivel clave, donde ha dejado pautas semanas propias de techos.


Los indicadores muestran cierta compresión, por lo que la citada resistencia y el soporte en 3,8 euros (mínimos desde finales del año pasado) resultarán claves en aras de determinar el favorecimiento del siguiente movimiento.



Recomendación: AL MARGEN (medio plazo)