La operación ha recibido un fuerte respaldo por parte de los inversores, especialmente los internacionales, que han supuesto el 49 % de la demanda total.

Bankia ha cerrado en menos de 3 horas una emisión de cédulas hipotecarias por importe de 500 millones de euros a un precio de 290 puntos básicos sobre el índice de referencia a dos años, midswap. La demanda recibida estuvo por encima de los 800 millones de euros.

La operación, con vencimiento a dos años, ha contado con un fuerte respaldo de inversores institucionales internacionales, que han suscrito más del 49% de los títulos, permitiendo a Bankia reforzar sus niveles de liquidez.

Para Bankia, la emisión “confirma el creciente interés de los inversores institucionales por la deuda de entidades financieras españolas con elevada solvencia”. El emisor ha decidido lanzar una emisión por menor importe a pesar de contar con una demanda 1,6 veces superior al importe finalmente emitido. En total, ha habido 81 órdenes de inversores institucionales locales e internacionales, siendo la mayor colocación en España (51%), Alemania (23%), Reino Unido (15%), Holanda (4%) y Francia (3%).

Por tipo de inversor cualificado las Gestoras de fondos han supuesto un 41%, seguido de Bancos por un 24%, Bancos Centrales por un 11%, Corporates un 9% y compañías de seguros con el mismo porcentaje.  Los bancos que actuaron como directores de la operación han sido BAML, Credit Suisse, Natixis y Nomura, además de la propia Bankia.