La agencia de calificación de riesgos Fitch anunció hoy que mantiene la calificación a largo plazo de Banesto en AA, con perspectiva estable, y la de corto plazo en F1.

No obstante, Fitch ha rebajado la calificación individual de la entidad de B a B/C debido a los efectos que tiene sobre los activos y sobre la rentabilidad de la entidad, la débil economía española y el colapso del sector inmobiliario.

Y es que, según Fitch, la exposición de Banesto al sector inmobiliario ha afectado de forma "desproporcionada" a la calidad de los activos del banco y a su beneficio.

Por otro lado, y sobre la calificación de la deuda a largo plazo de Banesto, Fitch señala que ésta en línea con la de su matriz, el Banco Santander.