Caída de más del 4%. La renta variable española amplía sus pérdidas. ¿Los motivos? La penalización del sector financiero, lastrado por la próxima devolución de los préstamos al BCE, y la subida en la prima de riesgo está retrayendo las inversiones. Una explicación que para muchos expertos busca su sentido en un mero movimiento técnico que tiene su objetivo en los 8.900 puntos. 
La banca vuelve a ser de nuevo la protagonista. Esta vez por los números rojos. Bankinter, BBVA o Santander cuentan pérdidas de más del 5%. Con ello, no es de extrañar que el Ibex35 se deje un 4.82% y descienda hasta los 9.229 puntos. Y es que los bancos siguen siendo el Talón de Aquiles de la renta variable. Soledad Pellón, analista de IG Markets advierte de que “este jueves es el vencimiento de los 442.000 millones que ha ce un año concedió el BCE a la banca a un tipo del 1%”. Hay cierta incertidumbre “de si la entidad monetaria aplazará el plazo de esta deuda, abrirá una nueva ventana de liquidez o si bien las entidades tendrán que hacer frente a este pago por su cuenta”.

China, otro de los motivos

Y ya se sabe cómo están las cosas. Sin embargo, no un solo motivo el que está lastrando a los mercados. Los futuros europeos ya advertían fuertes caídas en preapertura. Los mercados asiáticos, los culpables. El dato de Conference Board, de indicadores adelantados, de China “muestra un nivel muy bajo que no se veía desde noviembre del año pasado, lo que nos hace pensar en el menor crecimiento del consumo de este gigante. Algo que afectará mucho tanto a las materias primas como a los mercados de renta variable en general”, reconoce Pellón. No hay más que ver cómo cotizan los mercados americanos. David Navarro, analista de Inversis Banco advierte de que “los datos del sector inmobiliario en China no han sido buenos y ha sido el principal lastre de los índices, teniendo en cuenta que el país es uno de los mayores socios comerciales de Estados Unidos”. Y mañana parece que la cosa no mejorará. China publicará el dato de PMI. Una referencia “con la que se está especulando –aunque son sólo rumores- de que podrían ser peor de lo esperado”, afirma Pellón.

Técnicamente….

La bolsa española se desmarca del resto de índices, tanto americanos como del viejo continente, e incluso ha perdido soportes clave. Tras rendirse ante los 9.585 puntos – “el 61.8% del rebote desde los mínimos anuales, el siguiente eran los 9.340 puntos, ya que es el último soporte de Fibonacci”, reconoce Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI ¿Y ahora? . Los 8.900 puntos “son el siguiente nivel que podemos volver a buscar en el corto plazo pues la fuerza bajista es muy importante”, reconoce Daniel Pingarrón, analista de IG Markets.