La crisis de deuda vuelve a ser protagonista en una jornada en la que el Ibex 35 ha conseguido mantener el tono positivo tras el varapalo de la jornada de ayer. En concreto, el selectivo español ha sumado un 0,3% para situarse en los puntos 10.376 puntos. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa, el brent se ha situado en el entorno de los 119 dólares mientras que el euro se queda en los 1,4310 dólares.
Los problemas de deuda siguen azotando las economías ya no sólo en el viejo continente. Ayer la agencia de calificación Standar&Poor´s asestaba un palo a la economía americana que veía como se rebaja la perspectiva de su deuda desde estable hasta negativa, lo que hacía repuntar el diferencial de deuda de nuestro propio país hasta los 230 puntos básicos.
 
Hoy, a pesar de que se ha relajado el diferencial de deuda y de que el Ibex 35 ha cerrado la jornada en positivo, ha persistido la tensión sobre los mercados. Y es que pesan las dudas sobre el rescate griego, el ascenso en las elecciones de Finlandia de un partido no europeísta y que siguen los rumores sobre una posible reestructuración de la deuda griega.
 
Los bancos han sido los encargados de soportar el peso del selectivo que se hundía debido a las cotizaciones de los demás grandes ponderados. Entre ellos ha destacado Repsol, al haber sido el más penalizado de los grandes con un recorte del 0,3% mientras que telefónica e Iberdrola han cerrado la jornada en negativo. Banco Santander y BBVA han sumado un 0,6% y un 0,7% respectivamente.
 
Enagás ha sido uno de los protagonistas de la jornada al hacer públicos sus resultados, en línea con lo esperado. Al cierre de la sesión los títulos de la compañía han sumado un 0,26%.

Las alzas más importantes han sido para la constructora Sacyr Vallehermoso, que ha sumado un 4,42%. Hoy la empresa ha inaugurado un tramo de autopista en Chile, de que ha supuesto una inversión de 71 millones de euros, según informó el grupo.

Alzas también para IAG y Telecinco, que suman a sus cotizaciones un 2,22% y un 1,47% respectivamente.

En el lado negativo de la tabla, el valor más castigado por los inversores ha sido Bankinter que se ha dejado un 1,11% mientras que Banco Popular y Grifols acaban la jornada con recortes del 0,96% y 0,98%