Tanto Banco Santander como BBVA han ido de la mano a la hora de dar el salto a los mercados internacionales, presentan sólidos resultados, fueron los primeros en lanzarse a la caza del depósito, incluso sus movimientos en Bolsa han sido parejos, pero… ¿son tan similares a la hora de dar rentabilidad? Los expertos marcan las diferencias.


“De momento el sector bancario en particular esta comportándose mejor que la media del resto de sectores y esta situación puede continuar durante el primer trimestre”. Así lo reconoce Julián Olmedo, analista de Difbroker, quien vaticina que, tras las ganancias acumuladas durante enero –BBVA se revalorizó más de un 19% mientras Banco Santander repuntó más de un 14%- “estas subidas pueden verse refrendadas si consigue superar las resistencias que están a punto de ser testeadas”.

Para BBVA–explica Olmedo- “este nivel de resistencia lo encontramos en los 9,26 euros, de superarlo no sería descartable que el valor continuara su senda alcista hasta los 9,88-10 euros”. “Por abajo vigilar que no pierda los 8,55 euros porque el escenario cambiaría a bajista”, reconoce.

Para el caso de Banco Santander, desde Difbroker consideran que “la zona de resistencia y que debería romper para continuar la escalada se sitúa en los 9,30-9,42 euros y, si ese fuera el caso, el siguiente nivel a tener en cuenta estaría situado en los 10,12 euros”. No obstante, “de no superar esta resistencia el valor podría bajar a la zona de 8,37 euros con primer nivel de soporte”, señala.

¿Estrategia de inversión? “A través de CFDs podemos establecer una estrategia de pares con escaso riesgo, se trata de comprar BBVA y vender Banco Santander con el objetivo de que se comporte mejor BBVA que Santander, pero estando cubiertos ante posibles caídas.

¿La elegida por fundamentales?

De cara a los resultados que publicarán entre hoy y mañana ambas entidades, los analistas de Inverseguros no esperan sorpresas como indican en su informe. “Tanto BBVA como Banco Santander seguirán presentando unos resultados sólidos gracias en gran medida a su diversificación geográfica”, señalan. Sin embargo, “en este aspecto quizás el más penalizado seguirá siendo BBVA dado su mayor peso en España, donde seguimos viendo un entorno económico complicado para la banca retail dadas las altas tasas de paro, los bajos tipos de interés, bajos volúmenes y mayores costes de financiación”. En cuanto al negocio en Latinoamérica -continúan- “la apuesta de BBVA por México frente Santander por Brasil, seguirá penalizando a la primera dadas las mayores perspectivas de crecimiento de Brasil respecto a México”.

“A día de hoy recomendamos sobreponderar Banco Santander frente a BBVA y más tras el reciente rally vivido por la entidad que preside Francisco González que debería tender a corregirse”, explican desde Inverseguros. “Consideramos que aunque los ratios de capital que pueda publicar en el cierre de 2010 puedan beneficiar a BBVA en el corto plazo, Banco Santander sigue estando por delante de la entidad vasca por su mejor diversificación geográfica con menor exposición al mercado español y una política de crecimiento más agresiva que debería seguir siendo su motor de crecimiento.

¿Y en cuanto al potencial de precios objetivos? “Aunque BBVA tiene más recorrido que Banco Santander, consideramos que el mercado otorga a la entidad cántabra mucha mayor confianza que a BBVA, por lo que los avances que pueda dar la primera en términos de solvencia o de diversificación geográfica (participación en Garanti) no son tan aplaudidas como las operaciones que pueda llevar a cabo la entidad cántabra, por lo que en un mercado que actualmente se mueve por la confianza apostamos en el medio plazo por Santander”.

Dejando a un lado la diversificación internacional que ambos bancos tienen y que les supone una ventaja comparativa y competitiva, Nuria Álvarez, analista de Renta 4 cree que “Santander cuenta con más catalizadores que BBVA”. ¿El motivo? Santander tiene pendiente la salida a bolsa de Santander UK y la integración de forma gradual de todos los negocios que ha ido adquiriendo a lo largo de 2010, todo ello frente a BBVA que la única operación de calado ha sido la del banco turco Garanti. No obstante, “creemos que la política que ha llevado a cabo BBVA en la gestión de riesgo crediticio ha sido más acertada que la de Santander, y estará menos presionado en el futuro con la evolución del mismo”.